Trata de personas: prevención y acciones para combatirla

Los trabajos forzados afectan especialmente a niñas y niños Casa Alianza México

Entre las violaciones graves a los derechos humanos, podría decirse que la trata de personas es uno de los crímenes más violentos que se cometen y, por ello, es perseguido en (casi) todo el mundo.

La trata de personas afecta prácticamente a todas las regiones globales, si bien se establecen dinámicas marcadas entre países de altos ingresos económicos y los de ingresos medios-bajos (1).

Según el Informe Global sobre la Trata de Personas de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC) de 2020, casi el 50% de las víctimas de trata son mujeres adultas, mientras que un tercio lo comprenden niñas (19%) y niños (15%) (1).

En un entorno global, regiones como África subsahariana, el sur de Asia, Asia central, Europa oriental y Latinoamérica suelen ser el punto de origen de las víctimas, que son trasladadas hacia regiones más industrializadas y poderosas económicamente (1).

Respecto a las dinámicas nacionales, cada país del mundo presenta distintos flujos internos de trata de personas, así como una variación en las proporciones de los objetivos de este crimen, si bien la explotación sexual suele ser uno de los propósitos más comunes.

Según A21, organización que se dedica a luchar contra este delito, México ocupa el tercer puesto a nivel mundial de trata con fines de explotación sexual y mendicidad de menores, sólo por debajo de Tailandia y Camboya (2).

La pandemia por COVID-19 ha agravado el problema no sólo en el país, sino en todo el mundo. La recesión económica provocada por la crisis sanitaria incrementa los factores de riesgo para gente que busca mejores oportunidades de vida (1). 

Ante este problema, es importante conocer varias de sus aristas, por ejemplo, las formas en que puede reducirse el riesgo, comprendiendo el tema de abandono social, que prolifera su existencia, sobre todo en el caso de los menores.

En este artículo, encontrarás información general sobre la trata de personas, algunas medidas para evitarla, así como las acciones orientadas a ayudar a las víctimas, desde lo público hasta lo privado, como es el caso de las organizaciones no gubernamentales.

¿Qué es la trata de personas?

El Protocolo para prevenir, reprimir y sancionar la trata de personas, especialmente mujeres y niños define a la trata de personas como “la captación, el transporte, el traslado, la acogida o la recepción de personas, recurriendo a la amenaza o al uso de la fuerza u otras formas de coacción […] con fines de explotación”.

Este documento, también conocido como Protocolo de Palermo, por haber sido firmado en esa ciudad en el año 2000, complementa a la Convención de las Naciones Unidas contra la Delincuencia Organizada Transnacional. México ratificó este documento desde 2003 (3).

La trata de personas atenta contra la dignidad humana Casa Alianza México
La trata de personas es uno de los crímenes más violentos, pues atenta contra la dignidad humana de varias formas, principalmente, a través de la privación de libertad.

Los fines de explotación, también establecidos en el Protocolo, pueden abarcar distintos actos criminales como (1):

En el documental Overseas (dir. Sung-A Yoon, 2019) se exhiben las condiciones deplorables de trabajo doméstico a las que son sometidas miles de mujeres filipinas cada año en países extranjeros y los elementos de coerción usados.

Los destinos que sufren las personas víctimas de trata pueden ser diversos, pero por el porcentaje de incidencia y distribución por sexo y edad, se puede identificar a mujeres, niñas y niños como la población más vulnerable en este delito.

Las personas en situación de conflicto (guerras, hambrunas, ocupaciones, genocidios, etc.), así como las personas migrantes también se encuentran en grupos altamente vulnerables; tanto así que hay protocolos específicos para ellas.

En Fundación Casa Alianza México estamos convencidos de que todos podemos aportar un poco para combatir estos problemas sociales. Por ello, ayudamos a niñas, niños y adolescentes que han padecido abandono social, haz clic para saber más sobre nuestra labor.

Diferencias entre la trata de personas y el tráfico de personas

Lo primero que se debe puntualizar es que, para identificar un caso de trata de personas, éste debe contar con tres elementos constitutivos: el acto, el medio y el fin o propósito, contenidos en la definición del Protocolo de Palermo.

El acto es la captación, transporte, traslado, acogida o recepción; el medio es la manera en que se realiza, con amenazas, secuestro, fraude, engaños, abuso de poder, concesión o recepción de pagos para obtener el consentimiento de otra persona; y los fines o propósitos que ya se han mencionado.

En el caso de la trata de menores (niñas y niños) no es necesario considerar los medios como elemento constitutivo del delito: con que existan acto y propósito se considera trata.

En el caso del tráfico de personas o tráfico ilegal de migrantes, está definido como “la contratación, con el fin de obtener, directa o indirectamente, un beneficio financiero o de otro tipo, de la entrada ilegal de una persona en un Estado Parte, del cual la persona no es un ciudadano nacional o residente permanente” (4).

Así, las diferencias fundamentales pueden resumirse de la siguiente manera (4):

Migrantes víctimas de trata Casa Alianza México
La frontera de México con Estados Unidos es donde sucede un alto índice de tráfico de personas. Desafortunadamente, muchas veces los migrantes también se convierten en víctimas de trata.

En gran parte de estos crímenes, están involucrados grupos de delincuencia organizada y hay ocasiones en que las situaciones de tráfico ilegal pueden convertirse en trata.

¿Qué pasa en México?

México es un país de origen, tránsito y destino de trata de personas. La situación de flujos migratorios, pobreza y delincuencia organizada ha vuelto también a la trata un delito en crecimiento (5).

Entre 2012 y 2017 se identificaron tan sólo oficialmente en México 5,175 víctimas de trata, de las cuales el 64% fueron mujeres, 21% niñas y 6% niños (5).

De manera más reciente, de acuerdo con lo registrado por la Línea y Chat Nacional Contra la Trata de Personas (LNCTP), se reportaron 4,445 casos sospechosos de trata (6). La pandemia por COVID-19 modificó las acciones ejecutadas y la búsqueda de trabajo se convirtió en un factor importante para caer en estas redes (6).

En el caso de México, también existen otras formas de trata, como la venta de niñas por parte de la propia familia para matrimonios forzados, muy patente en ciertas comunidades rurales del país, como es el caso de algunos municipios de Guerrero (7).

En Fundación Casa Alianza México, a lo largo de las últimas décadas, hemos ofrecido ayuda legal, alojamiento, atención psicológica, entre otros servicios, para niñas, niños y adolescentes víctimas de trata y otras situaciones provocadas por el abandono social. Puedes revisar aquí nuestros informes más detallados y conocer más lo que hacemos.

Marcos legales

Históricamente, ha habido esfuerzos importantes en materia de instrumentos internacionales que fungen como marcos jurídicos o legales para las naciones, de manera que se prevenga, combata y persiga la trata de personas y delitos relacionados.

Asimismo, conforme el crimen se ha ido modificando, también lo han hecho estos instrumentos para actualizar su alcance, cobertura y definiciones. Por ejemplo, a inicios del siglo XX, la ONU había establecido un “Acuerdo Internacional para la Supresión del Tráfico de Trata de Blancas” (5).

Este acuerdo, de los primeros al respecto, no incluía a todas las víctimas y no cumplía con la definición que hoy se tiene. Casi un siglo después, la Convención de las Naciones Unidas contra la Delincuencia Organizada Transnacional es el marco más importante al respecto.

El Protocolo para Prevenir, Reprimir y Sancionar la Trata de Personas, especialmente mujeres y niños, es relevante, pues además de definir el delito, indica los componentes mínimos que los Estados deben instrumentar para combatirlo (5).

Los trabajos forzados afectan especialmente a niñas y niños Casa Alianza México
Los instrumentos internacionales contra la trata de personas también abarcan acuerdos para combatir la esclavitud, los trabajos forzados y otros delitos que afectan especialmente a niñas y niños.

Cómo se protegen los derechos humanos en México

En México se reconoció el Protocolo de Palermo en 2003 y, desde entonces, se realizó todo un recorrido de legislaciones locales y federales, reformas a códigos y leyes para ampliar el combate a la trata de personas.

La Ley General para Prevenir, Sancionar y Erradicar los Delitos en Materia de Trata de Personas y para la Protección y Asistencia a las Víctimas de estos Delitos se publicó en el Diario Oficial de la Federación en 2012 (8).

Esta Ley General fue una respuesta a la necesidad de homologar en los tres niveles de gobierno, así como en todo México, los tipos penales de la trata de personas, sus sanciones y la atención a las víctimas.

Las penas en la legislación mexicana al participar en la trata de personas van de 4 a 40 años, incluso más, según el nivel de participación y el propósito del delito; además se agravan en el caso de la trata de menores.

En este sentido, México cuenta con los instrumentos jurídicos para perseguir y sancionar este delito. La Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) también asiste en el apoyo a las víctimas.

Las procuradurías y fiscalías generales de justicia, la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas (CEAV), así como sus representaciones estatales, están obligadas a atender a las personas víctimas de trata, nacionales o extranjeras, y ofrecer todo el acompañamiento institucional posible (5).

Fuera de los marcos legales, hay acciones orientadas a prevenir o mitigar la trata de personas, así como a asegurar la protección de los derechos humanos.

Acciones para prevenir y mitigar la trata de personas

Más allá del papel de las autoridades, como ciudadanos podemos implementar algunas acciones para ayudar en el combate a la trata. Algunas de ellas son (9):

Informarse, difundir y permanecer vigilantes son tres acciones elementales que, como ciudadanos, representan una manera de involucrarnos en el combate a la trata de personas.

Uno de los ejes de prevención más importantes, sobre todo para el caso de los infantes, es la atención y comunicación dentro de las familias. Es importante hablar, de manera pedagógica, con hijos e hijas acerca de la trata de personas.

Herramientas como Internet han facilitado la comunicación entre redes de trata y posibilitan la ejecución de sus estrategias de captación. Por ello es importante estar al pendiente de lo que niñas, niños y adolescentes revisan y visitan en la web y en apps móviles.

Trata de personas Casa Alianza México
Es importante que, como familia, se ponga atención a lo que los menores visitan en la web, así como las comunicaciones y los contactos que establecen, para protegerlos de atacantes.

Además, un contexto de violencia familiar o de poca comunicación con los menores aumenta la vulnerabilidad, elemento clave para simpatizar con la atención que reciban de extraños, es decir, personas ajenas a su contexto principal.

En el caso de los infantes afectados por este delito, hay varias instancias que pueden ser de ayuda para una recuperación gradual de las víctimas rescatadas. Si tienes alguna duda sobre lo que hacemos en Fundación Casa Alianza México, puedes entrar en contacto con nosotros.

El papel de las organizaciones no gubernamentales ante la trata de personas

Las organizaciones no gubernamentales u ONGs tienen un papel importante en la ayuda a las víctimas de trata, pero también en el combate y denuncia de este delito. Algunas operan a nivel internacional, gracias a los esfuerzos, sobre todo, de instituciones privadas.

Estas organizaciones dependen también de donaciones voluntarias, para seguir difundiendo su labor. Por ello, suelen lanzar campañas mediáticas con ayuda de, por ejemplo, alguna agencia de marketing digital para cumplir con su propósito de proyección, recaudación y posicionamiento.

Como casos de ONGs, podemos mencionar a Stop the Traffik, nacida en pleno siglo XXI y establecida en Reino Unido, la cual ayuda, con el uso de la tecnología, a crear centros de intercambio de información para detectar lugares y rutas donde se lleva a cabo trata.

A21 es otra organización dedicada a prevenir y combatir este delito. ACNUR, la Agencia de la ONU para los refugiados, tiene, dentro de sus capacidades, el combate a la trata, particularmente de migrantes. 

A nivel local, el Consejo Ciudadano en México opera desde 2013 una Línea Nacional contra la Trata de Personas (800 5533 000), así como un chat, desde 2021, para ofrecer información, así como asistencia a víctimas y testigos de trata de personas.

En Fundación Casa Alianza México nos enfocamos en la atención de niñas, niños y adolescentes que sufren abandono social y que se encuentran en una posición de vulnerabilidad. Entre ellos, se encuentran víctimas de trata con fines de explotación sexual, trabajos forzados y mendicidad.

Nuestro modelo de atención sigue 5 etapas: desde su ingreso, su paso por la etapa residencial, hasta el egreso y posterior seguimiento. Sin embargo, para lograrlo, necesitamos de tu ayuda.

Además de los aportes monetarios que puedes realizar, también aceptamos donativos en especie. Haz clic en los enlaces pues, con tu apoyo, continuamos atendiendo a niñas, niños y adolescentes que, por distintas circunstancias, han terminado en las calles.

Finalmente, plantear e implementar soluciones para la trata de personas es la finalidad de muchas ONGs. Si quieres saber más sobre nuestro trabajo o quieres colaborar de alguna forma, no dudes en contactarnos.

Si te preguntas cuáles son las funciones y el propósito de este tipo de instituciones, lee nuestro artículo sobre las organizaciones no gubernamentales.

Referencias

1. UNODC. Global Report on Trafficking in Persons 2020 (en inglés). Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC), 2020. Consultado el 3 de julio de 2021. 

2. Emir Olivares Alonso. Ocupa México tercer lugar a escala global en trata de personas. La Jornada, 2021. Consultado el 3 de julio de 2021. 

3. Fiscalía General de la República. ¿Conoces el Protocolo de Palermo? Gobierno de México, 2017. Consultado el 3 de julio de 2021. 

4. UNODC. Trata de personas y tráfico ilícito de migrantes (PDF). Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC), 2019. Consultado el 3 de julio de 2021. 

5. CNDH. Diagnóstico sobre la situación de la Trata de personas en México 2019 (PDF). Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), 2019. Consultado el 3 de julio de 2021.

6. Redacción Animal Político. En México, tratantes de personas usan páginas web y anuncios de trabajo para enganchar a sus víctimas. Animal Político, 2021. Consultado el 3 de julio de 2021. 

7. Carmen Morán Breña. Antes de que les toque la luna: miles de niñas y adolescentes son vendidas a sus maridos en México. El País, 2021. Consultado el 3 de julio de 2021.

8. CNDH. Diagnóstico sobre víctimas de trata de personas y las capacidades institucionales para su atención (PDF). Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), 2019. Consultado el 3 de julio de 2021.

9. Sin firma. La trata de personas: compraventa de seres humanos. Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC), s/f. Consultado el 3 de julio de 2021.

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *