¿Cómo ayudamos?


Modelo de Atención Casa Alianza.

 

Contacto y Sensibilización

 

 

En esta etapa un equipo de educadores visita las zonas en puntos estratégicos de la ciudad para hacer un primer contacto con los adolescentes y sensibilizarlos para generar expectativas en el niños y que poco a poco comience a desarraigarse de la vida en la calle. A esta etapa también la conocemos como Calle.

 

 

Reducción del Daño

 

 

En esta etapa los mismos educadores invitan a los niños con los que ya han hecho contacto a un centro de servicios de día el cual conocemos como Pre-comunidad. Este espacio físico le sirve a los adolescentes como puente entre la Calle y la Casa. Aquí realizan actividades recreativas, reciben un almuerzo, pueden bañarse y lavar su ropa en condiciones apropiadas; con el fin de generar la estructura para integrarse a una comunidad y dejar por completo la calle.

 

 

Casa y Alianza

 

Esta es la última etapa de nuestro modelo de atención, donde los adolescentes residen en nuestras comunidades y hogares, y comienzan a recibir el apoyo intensivo de todos nuestros programas. 

La casa se entiende como un espacio digno y seguro donde vivir, jugar y desarrollarse. La Alianza es el vínculo de responsabilidades compartidas que el adolescente establece con la fundación y viceversa. 

Esta etapa a su vez se divide en tres fases que ayudan a los adolescentes a dividir en objetivos claves su proceso de reintegración a la sociedad. 

 

 

Integración

Fase de Integración:

El adolescente se integra a una comunidad donde empieza a conocer las reglas y los valores que le ayudarán a lo largo de su proceso de recuperación.

Aquí también empieza a desarrollar confianza y empatía; y un plan de vida apoyado por todos los programas de la Fundación.

Fase de Reconocimiento:

El adolescente identifica y reconoce sus capacidades de manera que enriquezca su proceso de vida y genere cambios hacia un estilo de vida pleno y saludable.

 

Fase de Fortalecimiento:

En esta fase el proceso educativo se consolida.