¿CÓMO LO HACEMOS?

El Modelo de atención de Casa Alianza México ha sido diseñado para restituir los derechos de los niños, niñas y adolescentes, brindarles recursos de desarrollo personal que robustezcan su autoestima, posibilitarles el aprendizaje de nuevos códigos de interrelación con otros, asegurarles el acceso a la educación y capacitación, para que sean los agentes de su propia transformación y del desarrollo social.

 

Modelo de atención

Contacto y sensibilización (Calle): Profesionales de la salud intervienen en puntos de reunión donde se encuentras NNA en abandono social. Los sensibilizamos a través de actividades lúdicas, para generar expectativas en ellos y promover un cambio en su estilo de vida.

Reducción del daño (Precomunidad): Es la transición para dejar la calle y tener un espacio digno y seguro donde puedan convivir, jugar y desarrollarse sanamente. Los educadores de calle invitan a los adolescentes al centro de día,la Pre-comunidad que funge como puente entre la Calle y la Casa.  Es un espacio controlado donde se les brinda alimentación, higiene personal y se realizan actividades recreativas; con el fin de generar la estructura para integrarse a una comunidad y dejar por completo la calle.

Atención integral (Etapa residencial): Ofrecemos a los niños, niñas y adolescentes, la oportunidad de vivir en un lugar seguro y digno a través de atención personalizada. Es en esta etapa donde reciben el apoyo de todos nuestros programas y donde se crean vínculos de responsabilidades compartidas.

Fase de integración: Los niños, niñas y  adolescente se integran a una comunidad donde conocen las reglas y valores. Desarrollan confianza,  empatía y comienzan a generar una estructura de su nueva forma de vida.

Fase de reconocimiento: Los niños, niñas y adolescentes identifican, reconocen y desarrollan sus capacidades de manera que enriquezcan su proceso y generen cambios hacia un estilo de vida pleno y saludable.

Fase de fortalecimiento: El adolescente se apropia de valores, costumbres y actitudes para la socialización adecuada. Pone en práctica las habilidades y hábitos positivos adquiridos en las fases anteriores.

Consejería: Los consejeros son los responsables de acompañar, aconsejar y apoyar el seguimiento del plan de vida de cada uno de nuestros beneficiarios en los hogares y comunidades 24/7.

Actividades terapéuticas: Fortalecemos y monitoreamos el proceso de integración residencial mediante actividades que faciliten la adquisición de habilidades sociales para lograr estabilidad física y emocional.

Trabajo social: Brindamos acompañamiento en la búsqueda de soluciones a los diferentes problemas de los beneficiarios. Nos encargamos de gestionar, supervisar y coordinar las acciones al interior y exterior de la Fundación para facilitar la reinserción social.

Apoyo jurídico: Hacemos efectiva la defensoría, divulgación y ejercicio de los derechos de la infancia, así como la cobertura de necesidades jurídicas de nuestros beneficiarios.

Clínica de salud mental: Orientamos y apoyamos a nuestros beneficiarios a sobreponerse de las experiencias que los afectan psicológicamente guiados por expertos de la salud.

Clínica de salud médica: Evaluamos y monitoreamos el estado de salud de nuestros beneficiarios para asegurar una buena calidad de vida que les permita crecer y desarrollarse plenamente.

Deporte: Creamos una cultura deportiva de integración que favorece el desarrollo de habilidades y contribuye a mantener saludables a nuestros beneficiarios.

Espiritualidad: Facilitamos y damos seguimiento al conocimiento y vivencia de valores y principios universales. (No es un programa religioso).

Desarrollo Académico: Apoyamos a los adolescentes para que inicien o continúen con su proceso educativo a través del acompañamiento pedagógico, generando estrategias de intervención que incidan  en la mejora de su desempeño escolar.

Reintegración familiar: Buscamos restablecer y/o fortalecer el vínculo familiar de cada adolescente, con el fin de reintegrarlo a su núcleo familiar siempre y cuando el entorno sea 100% seguro.

Vida independiente: Es la culminación del proceso. Proporcionamos a los niños, niñas y adolescentes habilidades y capacidades para hacer frente a la vida independiente. Damos seguimiento a la reinserción social de los jóvenes brindando apoyo en la búsqueda de trabajo, vivienda y manejo de finanzas personales.